JSON: sites/ccac/themes/ccacTurisme/templates/frases (ok) turisme.altcamp.cat
/dades/munidipta
/dades/munidipta/sites/ccac/themes/ccacTurisme/templates/frases.json
logo CCAC

La Calçotada

08/07/2020

La Calçotada

El Alt Camp es la tierra de la calçotada, el origen y el lugar del mundo donde se hacen las mejores calçotadas. Según manda la tradición, una buena calçotada tiene que tener, como telón de fondo la sierra de Miramar, como escenario una masía vallense y, como platea, la ciudad de Valls con su altivo campanario.

La temporada de la calçotada va de noviembre a abril.

 

Valls, ciudad origen de la calçotada 

El origen y posterior proceso de expansión de la calçotada es un fenómeno genuinamente vallense e, incluso, tiene fecha de nacimiento y autor con nombre y apellidos.

Todo empezó a finales del siglo XIX en Valls, cuando un campesino conocido como “Chat de Benaiges” se comió dos cebollas grilladas de la variedad de cebolla blanca. El campesino cosechó los grillos que habían salido de las cebollas, cortó las raíces y los asó a la llama; después sacó la capa ennegrecida por el fuego y se comió la parte blanca aliñada con aceite, vinagre y sal. El gusto, mucho más suave que el de la cebolla, le gustó tanto que decidió experimentar sobre aquel cultivo hasta que estableció el procedimiento que conocemos hoy en día por el cultivo del calçot: sembrar semilla de cebolla blanca durante los últimos meses del año, arrancarla una vez germinada y crecida, guardarla una temporada y volverla a plantar, esta vez sólo medio cubierta de tierra. El nombre de 'calçot' hace referencia al hecho de que, a medida que crece, la planta se tiene que ir 'calzando', es decir rodeándola de tierra, hasta el momento de cosecharla, habitualmente durante los meses de invierno. A partir del primer tercio del siglo XX la calçotada se convirtió en una comida habitual de muchas familias vallenses. Los días de fiesta era típico ir a la masía a cocer calçots con la llama viva de la “redolta” -los sarmientos de la viña-. La expansión de la calçotada fuera de su cuna geográfica es a finales de los cuarenta, cuando la entidad vallense Penya Artística de l'Olla empezó a celebrar calçotades, a las cuales invitaba personas del mundo artístico y cultural barcelonés. Se sabe, por ejemplo, que la revista 'Destino' llegó a organizar varios viajes exprés para celebrar calçotades. Bien pronto, los restauradores de la zona empezaron a servir calçotades y a promocionarlas.

La auténtica calçotada

La calçotada es mucho más que una gran comida. Es un pretexto para celebrar una reunión familiar o de amigos al aire libre y disfrutar del entorno. Esta tradición gastronómica centenaria tiene como protagonistas los calçots, que se disponen en las parrillas, con el fuego bien vivo, y se comen con una salsa típica elaborada con almendras, avellanas, tomates asados, ñoras, ajos, aceite, vinagre, perejil y sal. Pelamos el calçot, lo mezclamos con la salsa y lo levantamos en alto, tal como manda la tradición, para introducirlo en la boca y saborearlo. Seguidamente, con las brasas, asamos la carne, la longaniza y, al gusto de cada comensal, la morcilla negra, las alcachofas... todo ello acompañado de un buen vino de la Cooperativa Agrícola de Valls y de las bodegas de la DO Tarragona. La fiesta se acaba, por tradición, con cava y pasteles.

La temporada de calçots y calçotades

La calçotada, como otras muchas tradiciones, tiene su temporada óptima. Los mejores momentos para disfrutar de una buena calçotada son los meses de invierno, especialmente desde noviembre hasta abril. Alrededor de la calçotada se ha generado una industria turística de prestigio que sabe satisfacer las expectativas del visitante. Los restauradores de Valls y de la comarca ofrecen la auténtica calçotada poniendo mucho empeño en preservar la esencia de esta tradición gastronómica.

En 1995, la Generalitat de Catalunya concedió la denominación de calidad "Calçot de Valls" y en 1996 se constituyó el Consejo Regulador, actualmente indicación geográfica protegida IGP "Calçot de Valls". El ámbito geográfico de esta denominación comprende las comarcas del Alt Camp, el Baix Camp, el Tarragonès y el Baix Penedès.

La Gran Festa de la Calçotada

El domingo 24 de enero de 2021, Valls acogerá la GRAN FESTA DE LA CALÇOTADA, una fiesta popular y promocional en torno al calçot que impregna las calles y plazas de Valls de un marcado tipismo y bullicio. La jornada contará con un variado programa de actos tradicionales y festivos relacionados con el calçot: pasacalles, demostraciones de asar calçots a la parrilla, concursos de cultivadores de calçots, de elaboración de salsa de la calçotada y de comer calçots y otras degustaciones.

Venid a Valls por la GRAN FESTA DE LA CALÇOTADA, una de las fiestas típicas de Catalunya, y también durante toda la temporada calçotaire. Hasta muy entrado el mes de abril, cualquier día os podéis acercar al área de Valls a degustar la auténtica calçotada. Sed todos bienvenidos. 

Más información: https://www.cambravalls.com/calcotada/

 

Notícies relacionades

El área de protección contra la contaminación...
VIVE Y SONRÍE EL ALT CAMP, UNA NUEVA CAMPAÑA...